San Valentín en San Francisco

Las flechas de cupido no tienen fronteras. No importa si estás en China, Australia o Timbuktú, sus afiladas puntas pueden dejarte con los ojos en forma de corazón en menos de lo que estornuda un gato. Pero si ya estás en calidad de emoji y has sido flechado, este Día de San Valentín sigue el rastro de cupido hasta San Francisco, una ciudad en donde los tórtolos pueden vivir el Día del Amor en todo su esplendor.

 

Durante el mes de febrero, el amor en San Francisco, California, está definitivamente en el aire. No por nada fue cuna del llamado “Verano del Amor”. Hoy en día, su hermosa bahía mantiene ese hechizo de romance que la convierte en el mejor escenario para vivir un inolvidable día de San Valentín.

 

san-valentin-chocolate-sotore

 

Tu Día del Amor ideal puede comenzar con un paseo en pareja por el Golden Gate Park; después puedes navegar por el lago Stow y pasar una deliciosa velada romántica en alguno de los restaurantes de Castro Street donde, mientras cenas, puedes ver una película rosa de esas que cuentan historias de amor interminable.

 

Después de recorrer la ciudad, aprovecha para disfrutar de una tarde de compras con tu pareja y coronen su Día del Amor como se merece. Visita San Francisco Premium Outlets y encuentra todo lo necesario para que tu San Valentín esté a la altura de tu historia de amor.

 

Sabemos que un Día de San Valentín no está completo sin chocolates. Ve a Ghirardelli Chocolate y encuentra el delicioso detalle que hará de una gran tarde, la mejor de las veladas. Busca los Due Hearts y comparte con tu amorcito un par de piezas de chocolate en forma de corazón que vienen juntos en un mismo empaque. Abran un paquete de Delicious Strawberry Bark, que son pequeñas laminillas de fresa natural cubiertas de chocolate blanco que seguro se fundirán en el más tierno de los besos. Si quieres ir a lo seguro, podemos decirte que no existe registro histórico de que alguien se haya resistido a media docena de fresas cubiertas de chocolate de Godiva Chocolatier.

 

El amor es compartir, aunque en ocasiones sea muy difícil. Visita Häagen-Dazs y no querrás desprenderte de un solo bocado de sus creaciones. Como sus deliciosos y característicos cuadritos hechos galleta de chocolate cubierta con helado y crema irlandesa, todo cubierto en chocolate negro. O disfruta de sus exclusivos sabores como el de finas trufas de chocolate con chocolate blanco y una línea de frambuesa.

 

Si el asunto ya se puso serio, no te andes por las ramas y sorprende a tu media naranja con algo que marque esa fecha de una manera muy especial. Ve a Swarovski y busca un lindísimo par de pendientes rojos en forma de corazón, sólo se verán eclipsados por el brillo de sus ojos al sacarlos del empaque.  Sella esa visita a San Francisco con unos hermosos dijes gemelos de Kay Jewelers que puedan llevar ambos. Créeme, en el brillo de ese detalle siempre vivirá el recuerdo de una joya regalada durante San Valentín en San Francisco.

¿Visitas USA y planeas hacer shopping?

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR